CAPILLA DE SAN ADRIÁN

Exterior de la Capilla de San Adrián y ruinas de la enfermería

Interior de la Capilla de san AdriánLa iglesia de San Adrián era el primer oratorio que los cistercienses construyeron en Iranzu y les sirvió para el rezo del Oficio Divino hasta no acabar las obras de la cabecera de la iglesia. Esta capilla es de una sola nave de ábside semicircular y bóveda de horno soportada por tres nervios que apoyan en ménsulas de nacela con remate cónico a la altura de una línea de imposta que marca el inicio de la bóveda y del arco triunfal. El ábside recibe la luz de dos ventanales de medio punto fuertemente abocinados. La nave es de un tramo cubierto por crucería y está iluminada por dos pequeños ventanucos en alto. El acceso a la iglesia se realiza por dos pequeñas puertas, una situada al sur a los pies de la nave, y la otra en el frente occidental.

Los edificios que rodean la capilla están construidos en diferentes épocas y responden a diferentes usos. Vemos un gran arco ojival dobaldo de aristas vivas, el único resto de una línea de tres arcos apuntados de la misma factura que llegaban hasta el hastial occidental de la capilla.

Estos arcosn constituían la línea de arcos formeros de separación de dos naves que conformaban la enfermería del monasterio. Un muro al oriente, en línea con la pared occidental de la iglesia de San Adrián cerraba la estancia.