La Iglesia Abacial 

 

Vista interior de la Iglesia del Monasterio de IranzuLa iglesia de Iranzu presenta planta de cruz latina con cabecera recta de tres capillas, crucero y tres naves. La iglesia es pequeña si la comparamos con otras cistercienses.

El estilo de la iglesia es de suma simplicidad y tiene un notable parecido a iglesias cistercienses del centro de Francia. Las formas de la iglesia responden al protogótico cisterciense o románico de transición.

La cabecera de la iglesia, junto con la sala capitular, el dormitorio, el claustro de la lectura, la capilla de san Adrián y la cilla, es lo más antiguo del monasterio. Es de sección recta y se compone de una capilla central de doble anchura que las capillas laterales, que en nuestro caso son dos, también de sección cuadrada. La capilla lateral del lado del evangelio (dedicada actualmente a San András Avelino) tiene un menor deSanta María de Iranzusarrollo longiudinal que la de la Epístola (dedicada a San Cayetano de Thiene).La capilla central se cubre con dos bóvedas de crucería de nervios de grueso baquetón enmarcadas por dos potentes arcos fajones de aristas de baquetones que apoyan en columnas adosadas. Los capiteles llevan decoración de hojas de agua. La cabecera se cierra al oriente con un paramento rasgado por tres grandes ventanas y un fuerte derrame, todo ello coronado por un rosetón calado.

Actualmente preside el templo una talla de la Virgen, réplica de la que se encuentra en el pueblo de Echávarri, y que algunos sostienen que es la Virgen original de Iranzu.

En la pared norte hay una credencia de doble arco y otra en la pared sur con guardapolvo apuntado que la enmarca. Las credencias se utilizaban para guardar objetos litúrgicos y contenían una pequela pileta de agua para el lavamanos.

Las capillas laterales se abren al crucero mediante potentes arcos apuntados y doblados y se cubren con crucería apoyando los nervíos en ménsulas de decoración simple de hojarasca. Ilumina la estancia un estrecho ventanal abocinado.

El crucero de Iranzu se desarrolla poco por contar la iglesia solamente con una capilla lateral a cada lado del presbiterio. Se cubre el crucero con tres tramos de bóveda enmarcada por arcos torales que apoyan en los pilares y sujetos los plementos con nervios baquetonados que descansan en los pilares y en las ménsulas. La bóveda central tiene su cierre en una coriosa clave redonda y hueca que servñia para pasar por el centro las cuerdas de las campanas.

El crucero se ilumna con dos pequeños rosetones al norte y al sur y sendos ventanales estrechos y abocinados al este y al oeste de cada brazo.

Las naves están cubiertas por cinco tramos de bóveda de crucería de nervios baquetonados, como los de todo el templo, que descansan en ménsulas troncocónicas y poligonales decoradas con sencilla hojarasca cisterciense. Este apoyo se realiza a la altura del capitel que soporta los perpiaños. Los arcos fajones hacen su base en columnas adosadas a los pilares que interrumpen su recorrido en la mitad del pilar. Sólo el arco promero de la nave se apoya en sendas columnas que bajan hasta el suelo.